COVID-19: ¿Una nueva amenaza para la Conservación de Felinos Silvestres?

En la Amazonia, los grandes felinos como jaguares y pumas se enfrentan a diversas amenazas para su supervivencia, como la pérdida de conectividad de hábitat, la cacería para el comercio ilegal y por conflictos con humanos. Actualmente el COVID-19, así como otras enfermedades, podrían convertirse en amenazas silenciosas para el futuro de la conservación de estas especies.

A pesar de los grandes esfuerzos para controlar el COVID-19, la enfermedad se ha propagado en 100 países generando una nueva pandemia. Algunos estudios sugieren que el virus SARS-CoV-2 es similar a un virus encontrado en el pangolín, o que se originó en murciélagos. Y finalmente llegó a la humanidad a consecuencia del tráfico ilegal.

Mientras las autoridades del Centro de Control de Enfermedades (CDC), mencionan que la enfermedad comenzó en un animal y saltó al hombre. Hasta hoy se desconocen los mecanismos y la evolución de la enfermedad en los animales silvestres. 

Casos en animales domésticos

Desde su inició en diciembre del 2019, se han reportado casos aislados positivos de SARS-CoV-2 en perros y gatos domésticos. Dos gatos en Nueva York, uno en Bélgica, uno en España y dos perros en Hong Kong, los animales presentaron signos clínicos como dificultades para respirar, diarrea y vómitos. Además un nuevo estudio en China, sugiere que los gatos pueden infectarse entre sí, iniciando un debate sobre qué otras especies de felinos pueden infectarse, y si la vigilancia sanitaria en felinos debe considerarse como un complemento a la salud humana. 

Casos en felinos silvestres

El 5 de abril conocimos el primer caso positivo a SARS-CoV-2 en un tigre del Zoológico de Bronx, en Nueva York. La noticia asegura que la tigresa presentó tos seca a finales de marzo, al igual que su hermana con la que compartía recinto. En los días siguientes, el zoológico informó que otros cuatro tigres y tres leones dieron positivo al virus en los tests de muestra fecal. Y concluyen que los cuidadores pudieron transmitir el virus de manera accidental a los felinos. 


Podría existir transmisión de humanos a felinos, pero no hay evidencia de que los felinos transmitan el virus a humanos u otras especies. Sin embargo ¿Podrían las personas enfermas reducir el contacto con felinos hasta que se conozca mayor información de la enfermedad? 

¡Mantengamos a nuestros felinos domésticos dentro de casa, lejos de los ambientes naturales de los felinos silvestres!


Conservación de Felinos silvestres en el Perú  

En la realidad del Perú, el estrecho contacto que existe entre las mascotas, centros de rescate y granjas que cohabitan en áreas naturales donde los felinos silvestres se desplazan libremente, aumenta el riesgo de propagación de cualquier enfermedad; siendo cuestión de tiempo la presencia del COVID-19 u otro similar en especies como jaguares, pumas, ocelotes, yaguarundis y otros felinos de vida libre. Esto pone en debate las medidas de prevención que deben tomarse para evitar exponer a las poblaciones silvestres a futuros conflictos sanitarios. 

Es importante concientizar a los profesionales de Medicina Veterinaria, Biología, y otras carreras afines que manipulan y capturan fauna silvestre, sobre la bioseguridad necesaria que se debe emplear en el trabajo. Se conoce que algunos que trabajan manipulando fauna in-situ, ya sea anfibios, reptiles, aves y mamíferos, no priorizan la bioseguridad durante sus jornadas. Por ignorancia, falta de interés o recursos, exponen su salud y la salud de los animales silvestres con los que entran en contacto. 

Para los jóvenes profesionales y conservacionistas en plena formación, nos urge la necesidad de desprendernos de las antiguas costumbres del personaje de campo, aquel que viste la misma ropa por varios días, no desinfecta adecuadamente sus instrumentos de manejo ni manos antes y después de cada manipulación, y no utiliza materiales personales como mascarillas, guantes, lentes e indumentaria sanitaria, las cuales son medidas básicas para evitar el contacto directo con nuestra saliva, manos y vestimenta.

El camino profesional de la conservación no puede verse opacado con justificaciones como “Eso no me lo enseñaron en la universidad, Nunca nadie me dijo que estaba haciendo mal” o Así lo hacen todos”.

Bioseguridad en la Conservación

La responsabilidad, de la mala práctica de las medidas de bioseguridad, también recae en la insuficiente atención de las instituciones competentes como el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre – SERFOR, Servicio Nacional de Áreas Naturales protegidas – SERNANP, el Colegio de Biólogos del Perú – CBP, el Colegio de Médicos Veterinarios del Perú – CMVP, y las asociaciones de los diversos grupos de fauna silvestre, quienes deberían involucrarse en la promoción y supervision de protocolos de bioseguridad acertados. 

Durante mucho tiempo, las respuestas de las autoridades al recibir notificaciones de malas prácticas en la manipulación y captura de fauna silvestre en diferentes niveles de investigaciones y del turismo de los centros de rehabilitación, culmina en que “eso es lo que todos hacen”. Demostrando hoy en día una terrible irresponsabilidad ante la actual situación de salud, donde ya no hay espacio para hacer politiquería y dar opiniones pasivas, y hace falta actitudes mas consecuentes que influyan, no solo de exigencias y prohibiciones, en una transformación de comportamientos hacia la coexistencia y respeto de “Una Salud Global”.

El COVID-19 nos reta a aprender a convivir de una nueva manera con la naturaleza, empleando el enfoque de Una Salud en nuestras interacciones con la vida silvestre. La IUCN SSC Cat Specialist Group recomendó la regulación de los protocolos de bioseguridad, y en Perú la recomendación de la Asociación de Mastozoólogos del Perú es restringir de manera temporal el contacto directo con fauna. Nosotros sugerimos que progresivamente se prioricen y enfaticen los esfuerzos de los estudios de salud, que aportan al entendimiento de las enfermedades presentes en la fauna. Incluyendo de manera obligatoria un examen sanitario y test de descarte para SARS-CoV-2 a toda persona que vaya a tener contacto con fauna durante y post-pandemia.

El concepto “Una Salud Global” nos demuestra que, sin conciencia, la ciencia, y la coexistencia resultarían ser muy distantes.

Es tiempo de aprender a prevenir daños irreversibles en la biodiversidad. Conocer nuestras dimensiones de manera consciente, respetando nuestro ecosistema para alcanzar el mismo objetivo al cual todos los que trabajamos en conservación de fauna silvestre apuntamos, coexistir y convivir con la naturaleza. 

Escrito por: Giancarlo Inga Díaz, M.V. Ana Peralta Aguilar y Diego Balbuena.

Un comentario en “COVID-19: ¿Una nueva amenaza para la Conservación de Felinos Silvestres?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: